domingo, 11 de octubre de 2009

Comenzar el ejercicio físico a partir de los 40 años reduce el riesgo de enfermedad cardiaca.

Las personas que no han realizado ejercicio físico durante su vida y que comienzan a realizarlo a partir de los 40 años reducen su riesgo de enfermedad cardiaca según un estudio de la Universidad de Heidelberg (Alemania) que se publica en la edición digital de la revista ´Heart´. Los autores basan sus descubrimientos en 312 adultos de entre 40 y 68 años que tenían enfermedad arterial coronaria y 479 voluntarios emparejados según edad y sexo. Los factores de riesgo de enfermedad cardiaca coronaria que incluyen tabaquismo diabetes e hipertensión fueron más comunes como era de esperar entre quienes padecían la enfermedad. Pero alrededor de la mitad de los participantes con la dolencia y siete de cada diez de los voluntarios sanos dijeron que habían mantenido una actividad física moderada o elevada en sus primeros y últimos años de edad adulta. Aquellos que se habían vuelto muy activos después de los 40 años fueron alrededor de un 55 por ciento menos propensos a la enfermedad que aquellos que se habían mantenido inactivos durante toda su vida. Los autores del estudio concluyen que mientras que aquellos que realizan actividades físicas son propensos a mantener una mejor salud durante toda su vida nunca es tarde para comenzar. El ejercicio regular incluso si se comienza en los últimos años de la edad adulta proporciona muchos beneficios y reduce el riesgo de enfermedad cardiaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores