domingo, 11 de octubre de 2009

Los hijos de padres que valoran el ejercicio son más activos




Un estudio publicado en Health Psychol concluye que los niños son más propensos a formar parte de deportes de equipo o a ser más activos si a sus padres les gustan tales deportes. Los investigadores estudiaron 681 padres y 443 estudiantes de cuarto y quinto grado de 12 escuelas en Houston para llegar a esa conclusión. Los hijos, tanto niñas como niños, de padres que valoran los deportes de equipo veían menos televisión, pasaban menos tiempo frente al ordenador y eran más activos que los demás niños. La aprobación de los padres para todos los tipos de ejercicio, tanto deportes individuales como de equipo, estaba asociada con mayores niveles de actividad entre los niños, pero no entre las niñas, según publican en “Health Psychology” los investigadores del Baylor University Medical Center. "La diferencia entre los niveles de actividad de las niñas y los niños tenía más que ver con las actitudes de los padres hacia los tipos de actividades", explica la autora del estudio, Cheryl Braselton Anderson. "Los padres animaban a sus hijos de sexo masculino a participar en deportes individuales y de equipo lúdicos y amateurs, así como en tareas domésticas, como trabajos en el jardín, más de lo que animaban a sus hijas a estas actividades”. Para la autora, esto demuestra que aún hay un "prejuicio de género para animar más a los niños a participar en ciertos deportes y actividades intensas que a las niñas". Para el estudio, los deportes intensos de equipo incluían el fútbol y el baloncesto, entre los deportes de equipo moderados estaban el béisbol y el voleibol. Los deportes intensos individuales incluían correr, el ciclismo, la natación y el patinaje, mientras que las actividades moderadas individuales implicaban caminar y jugar al golf. Las tareas domésticas enérgicas incluían el trabajo pesado en el jardín, desplazamiento de muebles, mientras que la limpieza, el rastrillo de hojas, la limpieza de malezas y llevar la compra se definieron como tareas moderadas. "Jugar deportes de equipo, sobre todo los más extenuantes, marcaba realmente la diferencia en reducir el uso de los ordenadores y televisión tanto en los niños como en las niñas, y los hacía más activos", apunta Anderson. "Es una buena idea que los padres adopten una actitud positiva hacia todos los tipos de actividades físicas tanto para los niños como para las niñas, y además deben saber que las niñas pueden y quieren hacerlo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores