domingo, 25 de julio de 2010

Me duele el glúteo y la pierna: ¿Síndrome del piramidal o piriforme?

El síndrome del piramidal o piriforme, se caracteriza por la aparición de dolor en la región glútea, que en ocasiones puede irradiar a la parte posterior del muslo.
Se trata en principio de una irritación mecánica del nervio ciático que pasa por debajo del piramidal.
El piramidal es un músculo pequeño situado profundamente, que se inserta en el sacro y margen superior del foramen ciático mayor, y por fuera en el trocánter mayor del fémur. Cuando la cadera está en extensión, su función es rotador externo, sin embargo con la articulación de la cadera flexionada el músculo se convierte en abductor del fémur.
Este síndrome está causado predominante por un acortamiento o una
contractura del músculo piramidal, en relación con: sobrecargas, alteraciones biomecánicas o traumatismos.
El diagnóstico es eminentemente clínico, ya que es difícil encontrar pruebas diagnósticas complementarias que os permitan confirmar el diagnóstico. Tan sólo la resonancia nuclear magnética en algunas ocasiones, es capaz de identificar una asimetría del nervio ciático.
No hay que olvidar el diagnóstico diferencial con las bursitis trocantéreas, debido a la inserción del músculo piriforme en el trocánter mayor de la cadera.
El síntoma predominante es el dolor, habitualmente en forma de dolor profundo en la región de la cadera y de las nalgas, que en ocasiones puede irradiar hacia la parte posterior del muslo hasta la rodilla, incluso aunque menos frecuentemente hasta la pierna y el pie.
Son excepcionales los trastornos sensitivos y motores.
La sedestación puede desencadenar dolor, por lo que la conducción prolongada no es bien tolerada.
Es frecuente la aparición de una rotación externa de la extremidad afectada cuando se el paciente se tumba en decúbito supino.
El tratamiento debe ser inicialmente fisioterápico y la corrección de posibles alteraciones biomecánicas.
En los casos de fracaso de dicho tratamiento, nosotros abogamos por la realización de infiltraciones locales guiadas mediante el uso de neuroestimulador, utilizando anestésicos locales y corticoides.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores