martes, 6 de diciembre de 2016

Cirugía mínimamente invasiva y deporte

Desde que, en 1918, Tagaki utilizó un cistoscopio para examinar la articulación de una rodilla, la artroscopia, se ha convertido en una técnica quirúrgica de gran importancia para los traumatólogos deportivos.
 
La ventaja de acceder fácilmente, a zonas que antes obligaban a realizar grandes incisiones, con sus consiguientes complicaciones, ha permitido tratar patologías con muy poca agresión, reduciendo el tiempo de recuperación y dando lugar a tratamientos más funcionales.
Mientras la rodilla fue pionera en este campo, y el tratamiento de las lesiones ligamentarias y meniscales se ha desarrollado de forma importante, el desarrollo tecnológico ha permitido que el tratamiento de otras articulaciones haya ido ganado importancia.
Resultado de imagen de artroscopia de rodilla
Vamos a comentar algunas.
 
Hombro.
Una de las muchas causas de dolor en el hombro en deportistas, es la lesión SLAP. Se trata de una lesión del labrum o rodete glenoideo, una especie de adaptador entre los dos huesos, sobre el que se inserta el tendón del bíceps.
Imagen relacionada
Esta lesión es frecuente en deportes de lanzamiento o aquellos que exijan movimientos de saque, como el balonmano, tenis, voleibol o paddle, aunque también puede producirse por caídas con el brazo en extensión.
La lesión origina dolor y el deportista suele referir, además, sensación de chasquido articular con determinados movimientos.
La exploración orienta al diagnóstico, pudiéndose confirmar mediante pruebas como la resonancia magnética con contraste.
Resultado de imagen de labrum glenoideo
La artroscopia permite hoy en día afrontar el tratamiento, que es exclusivamente quirúrgico, con mayores garantías.

Cadera.
¿Tienes dolor en la cadera cuando estás mucho rato sentado, conduciendo tu coche, caminando o subiendo cuestas? ¿Juegas al golf o al fútbol, corres, patinas, y sientes molestias o dolor en la cadera?
Es posible que padezcas un choque femoroacetabular.
Los pacientes con esta patología presentan dolor en los movimientos de flexión y rotación interna de la cadera, porque se produce una impactación entre el fémur y el acetábulo.

Piensa que estamos describiendo unos movimientos, que están relacionados con muchos deportes.
Es un dolor característico que, inicialmente, puede percibirse como una sensación de "sobrecarga", y que el paciente señala alrededor de la cadera, especialmente dirigido hacia la ingle. Desde la juventud, el paciente nota que le cuesta flexionar y girar la pierna hacia dentro.
Lo que sabemos hoy en día, es que debemos tratar a los pacientes con síntomas lo antes posible, pues no existe remisión espontánea, pudiendo evolucionar hacia una "artrosis" de cadera.
El tratamiento es quirúrgico, y aquí la artroscopia de cadera tiene un papel fundamental, alcanzando mejores resultados cuanto más precoz sea el tratamiento.
 
Tobillo
En el caso del tobillo, tanto lo microtraumatismos en flexión plantar como dorsal del tobillo, como los traumatismos directos reiterados (esguinces repetidos), pueden originar una hipertrofia de las partes blandas de la articulación y en segunda instancia un crecimiento óseo en el borde de la articulación.
Resultado de imagen de sindrome de impactacion anterolateral de tobillo
Esto puede provocar, en el deportista, dolor en el tobillo de larga evolución con limitación de la movilidad normal de la articulación y, en casos avanzados, incapacidad para practicar deporte.
Resulta de suma importancia la correcta evaluación clínica, e iniciar el tratamiento conservador, médico y fisioterápico, precozmente.
Si el deportista no mejora, la artroscopia es un método eficaz de tratamiento, ya que es mínimamente invasivo y presenta escasas complicaciones.
Resultado de imagen de artroscopia de tobillo
Son algunos ejemplos, sólo una muestra, de la gran utilidad de la cirugía artroscópica en las lesiones deportivas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores